Más trucos para ahorrar energía en la reforma de tu hogar

ahorro energia

Más trucos para ahorrar energía en la reforma de tu hogar

La cocina, la calefacción, el aire acondicionado, las luces… Una casa tiene muchas fuentes de energía y, si no las controlamos, es posible que nos llevemos una sorpresa a final de mes. Una de las formas de evitarlo es hacer que nuestra casa sea eficiente energéticamente; es decir, que permite que el uso de la energía se haga de manera más óptima. Conseguir esto no es difícil, solo se necesita hacer unos cuantos cambios en casa. ¿Quieres saber cómo?

 

Reducir tu consumo energético

Reducir el consumo energético debe ser una prioridad en todos los hogares por el ahorro económico que supone y, además, es bueno para garantizar la sostenibilidad del planeta. Por ese motivo es conveniente contratar tarifas de luz y gas que sean 100% verdes; es decir, que te garanticen que se han producido a través de fuentes de energía renovables. Muchas comercializadoras ofrecen esta modalidad; para decir cuál de ellas te conviene, es recomendable utilizar un comparador de tarifas de luz y gas. Asimismo, puedes echar un vistazo a la web Tarifas de Energía, en la que encontrarás información sobre los principales contratos de energía.

 

A la hora de contratar cualquiera de las mencionadas tarifas, puedes hacerlo de forma online a través del servicio de atención al cliente de EDP o de la comercializadora de tu elección o bien llamando al teléfono gratuito. Esto es algo que has de hacer si encuentras que el precio que estás pagando por la energía es alto y has encontrado una tarifa mejor. Por supuesto, también puedes contactar con las oficinas de atención al cliente, como es el caso de Endesa o EDP, si necesitas de una atención presencial. En cualquier caso, tanto si eliges contactar con atención al cliente de EDP como de otra compañía, ¡recuerda que las gestiones de contratación de una tarifa de luz o gas son siempre gratuitas!

 

¿Cómo puedes hacer que tu casa sea más eficiente?

Es cierto que las reformas integrales pueden suponer una gran inversión económica pero si puedes aprovecharla para mejorar la eficiencia de tu hogar, estará amortizada en muy poco tiempo, teniendo en cuenta la reducción que puedes llegar a tener en tu factura energética. ¿Quieres saber cómo puedes lograrlo? A continuación te damos algunas ideas para conseguirlo.

 

  • Cambia tus ventanas por unas de aluminio o PVC con rotura de puente térmico, unas modalidades que permiten aislar perfectamente las ventanas y evitar que el calor de la calefacción se pierda durante el invierno y el calor exterior en la época estival se imponga sobre el frescor del aire acondicionado. Lo mismo es recomendable hacer con las paredes, si se les añade un material aislante, evitará las pérdidas antes mencionadas.
  • Pon un plato de ducha en lugar de una bañera e instala un grifo termostático que permita no tener que dejar el grifo abierto esperando a que el agua salga caliente. De esta forma se ahorra en el consumo de agua y, claro está, en el de la calefacción.
  • Aprovecha para cambiar todas las bombillas de tu hogar por otras de bajo consumo. La modalidad más recomendable son las luces LED, que tienen una mayor durabilidad que las convencionales y que, además, permiten elegir el nivel de brillo en cada momento, permitiendo adaptar la bombilla a la luz solar. Este tipo de bombillas son muy utilizadas en muchos ámbitos, incluso en grandes espacios como catedrales, tal y como podemos leer aquí.
  • Si necesitas instalar un aparato de aire acondicionado o cualquier otro electrodoméstico, intenta que sea de categoría A, la más alta en cuanto a eficiencia energética. Si su precio te parece prohibitivo, puedes escoger uno de categoría inferior pero que tenga opción ECO (modo de bajo consumo).