Nuevas oficinas en Elesa Ganter Ibérica (Guipuzcoa)

Nuevas oficinas en Elesa Ganter Ibérica (Guipuzcoa)

Elesa Ganter Ibérica, líder mundial en el diseño y fabricación de elementos de maquinaria, utillajes, equipos e instalaciones industriales, confía en Alvier para la ampliación de sus instalaciones en Soraluce (Guipuzcoa).

La empresa cántabra de rehabilitación y reformas ha trabajado en la construcción de dos nuevas oficinas que permiten optimizar el espacio ya existente y lograr la máxima funcionalidad.

Para alcanzar este resultado se optó por ganar una nueva altura que permitiera establecer una oficina encima de la otra. Una propuesta práctica, que permitía ampliar el espacio y hacer más confortable el ambiente de trabajo.

Según explica Álvaro Blanco, propietario de Alvier, “para acometer esta obra hemos necesitado construir zapatas y pilares que soportaran la colocación de una estructura metálica (con pilares y vigas de acero) sobre la que descansa una de las dos oficinas”.

Los falsos techos y tabiques se recubrieron con placas de cartón-yeso (@Pladur), un material que sirve como aislante térmico y acústico, es fácil de instalar, ligero, flexible y muy resistente.

“En oficinas y espacios de trabajo siempre se presupone un mayor tránsito de personas, por lo que en estos casos el aislamiento acústico es fundamental para garantizar un resultado óptimo”, comenta Blanco.

Los trabajos en estas dos nuevas oficinas también contemplaban la pintura, así como la colocación de nuevas ventanas (normales y panorámicas), pavimento cerámico y puertas.

Las obras en esta empresa dedicada a la fabricación de maquinaria estándar para la industria mecánica terminaron con la rehabilitación de su sala de reuniones.

Aquí no se trataba de construir un nuevo área, sino de mejorar el ya existente.

Por lo tanto, en este espacio hubo que derribar tabiques antiguos para favorecer una nueva disposición del espacio que diera respuesta a las necesidades actuales de la empresa, y sustituir los suelos viejos por otros nuevos y laminados.

Al igual que se hizo en las oficinas, en la sala de reuniones también se levantaron tabiques de @pladur insonorizados, se cambiaron las puertas, se colocaron falsos techos continuos y registrables y se terminó con un acabado de pintura.